El tercer tramo de la ruta del Camí Oliba o GR-151, del Ripollès a la frontera francesa, está compuesto esencialmente de montaña, pueblos de montaña y arte románico de alto nivel. Uniendo núcleos de población de indudable valor arquitectónico como  Sant Joan de les Abadesses con el “Santíssim Misteri” en el monasterio fundado en 887 por Guifré el Pelós, el Palacio de la Abadía y el precioso Claustro, también el espectacular Puente Viejo de estilo gótico sobre el río Ter o Sant Pau de Segúries con el camino francés, empedrado por los romanos.
A destacar también Sant Pere de Camprodon, originario del s. X, Molló, con la iglesia de Santa Cecília del s.XII con portal de influencia de la zona de Rosselló.

Su paso por los antiguos núcleos rurales como Freixenet, Favars, Grells, Fabert o el mismo Espinavell ofrecen una magnífica relación con el excursionismo, la cultura, la tradición y la descubierta de los rincones más insólitos y a veces desconocidos del territorio de los Pirineos.

El GR 151, no sólo es una gran herramienta de descubrimiento del territorio para el visitante, sino también representa un nexo de unión entre los habitantes de las zonas por las que transcurre, la recuperación de caminos antiguos utilizados para el movimiento de ganado, para el excursionismo tradicional, etc.

La ruta esta pensada para poder desarrollar inquietudes deportivas, excursionistas y culturales. Con información escrupulosa del camino, de los desniveles y distancias para que el peatón pueda decidir sobre la composición y estrategia de sus etapas.

 Distancia: 39,56 km

MENUMENU
X