El Camí Oliba es un sendero de gran recorrido (GR-151) que conecta algunas de las obras más emblemáticas del arte románico catalán. Transcurre entre Montserrat y los Pirineos y pasa por algunas de las ciudades y pueblos con más historia de la Vieja Cataluña, como Manresa, Vic, Ripoll y Sant Joan de les Abadesses. Cruza el paisaje de interior y de media montaña de las comarcas del Bages, Osona y el Ripollès en un itinerario poco exigente y rodeado de servicios turísticos y comerciales de gran valor añadido.

El Camí Oliba es un auténtico museo en medio de la naturaleza. Es arte, cultura y historia en su esencia, en espacios poco alterados a lo largo del tiempo. Es un recorrido por los orígenes de Cataluña, cuando personajes como el obispo y abad Oliba decidieron repoblar y cristianizar estas tierras sembrándolas de iglesias y monasterios.

Hoy en día, este camino ya transitado por nuestros antecesores acoge caminadores, excursionistas y atletas que se proponen cubrir sus más de 200 quilómetros, de norte a sur o de sur a norte; íntegramente, por etapas de pocos días o por tramos de una sola jornada. Sus pasas o pedaleos contribuyen a difundir, aún más, el conocimiento de estas obras milenarias.

MENUMENU
X